Mi Primer Dashi

Lo sé, después de Karate Kid y tras usar  las muchas marcas japonesas de cualquier cosa electrónica hemos descubierto un mundo más allá del Sushi, y si de eres aquellos “gastronautas”  que prefieren la cerveza muy fría, el café sin hielo y la comida cocida muy caliente, entonces estas son grandes noticias para ti. Existe un sinfín de preparaciones japonesas que requieren cocción y que se sirven como Dios manda, o en todo caso como algunos prefieren, humeante y reconfortante, que de seguro aportarán a tu creciente menú algo novedoso, Y por supuesto, si fueron exportadas desde el lejano oriente, puedes apostar que estarán repletas de sabor  e  historia.

Anuncios

My First Dashi

I know, after The Karate Kid and after using the many Japanese brands of any electronic thing we have discovered a world beyond Sushi, and if you are some of those "gastronauts" who prefer very cold beer, coffee without ice and cooked food very hots, so look: good news for you. There are countless Japanese preparations that require cooking and are served as God intended, or in any case as some prefer, steaming and comforting, surely will bring something new to your growing menu, and of course, if they were exported from faraway Orient, you can bet that they will be full of flavor and history.

“El juego de la democracia y el dictador”

Contra todo pronostico, y pese a cualquier panorama carente de buenas expectativas.  Un liderazgo opositor ineficiente, decidió a expensas de la opinión mayoritaria, y por ende, la más cuerda, la versión política no autorizada de la democracia venezolana. Fuimos representados, sin mayor criterio que el individualismo y sus ansias de poder. "Anecdoticamente" , aquellos que... Leer más →

Un despertar: En los Andes merideños

     Apenas marcaron las siete en el reloj, en medio de un confuso despertar entre el frío estremecedor y la vista borrascosa, aún sin despertar del todo, ya un peculiar olor a leña, y a metal caliente (ósea a budare) anticipaba a mis sentidos sobre lo que ocurriría en solo instantes. Como gato fugitivo... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑